sábado, agosto 25, 2007

Furia personal

Para hacerme un paréntesis y recordarme lo castrante, cansado y doloroso que puede resultar perseguir un perro cuando se escapa. La mother fucker me mordió la mano y me duele y me arde y siento que me da calambre y medio me sacó sangre. ¿El mejor amigo del hombre?. ¿Dónde quedó la amistad? Ouch... mi mano.

Etiquetas:

4 Comentarios:

A la/s 9:29 a. m., Blogger Unknown dijo...

Nuna hay q fiarse ni del mas fiable compañero del hombre;)
besos

 
A la/s 3:59 p. m., Blogger Selene dijo...

Eres tan, pero tan ingenua!!!!!!
En serio, es como un soplo de aire fresco.
Los que superamos el desamor o nunca amamos.
Los que recelamos o desconfiamos, ya por naturaleza o ya por experiencias.
Los que sabemos que la mejor venganza se da cuando más tiempo a trascurrido,(fría. bien fría).
Los que tenemos mascotas, pero no esperamos que sean mejor que los humanos, y aún así, lo son.
Los que conocemos que la soledad es nuestra mejor compañera.
Inguenuidad, uhmmmmmmmmmmmm.
¡Somos tannnnnnnn perversos!!!!!

Un beso y desinfectate la herida, sanará como ocurre siempre!

 
A la/s 2:23 p. m., Blogger Pater Noster dijo...

Nada que dos patadas no puedan remediar, jjjaaa

Apenas me voy enamorando de los perros, cuando de repente se portan asi de hijueputas. Bestias

 
A la/s 4:14 p. m., Blogger Unknown dijo...

Pobre Darkit.
Prefiero los gatos. =P

Un beso.
Te extrañé!.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal